miércoles, 6 de abril de 2011

¿Conocemos lo que comemos?

Viña Caliterra
Daidaros.flickr

Hoy me he topado con una curiosa noticia publicada en www.diariodigitalagrario.net: La creación de huertos escolares  para fomentar entre los niños la alimentación saludable y su conocimiento de la vida rural.
 
Me ha parecido una excelente iniciativa pero, además, me ha hecho reflexionar.

Y es que mientras la leía he vuelto a mi infancia al huerto de mi abuelo, a los tractores de mi padre…y me he sorprendido de que ,sin quererlo,  me he distanciado enormemente de ese mundo.
Ahora me doy cuenta de que no sé casi nada de los campos de cereales, de los viñedos, ni si quiera de cuando plantar un tomate ni recoger una cebolla.

Y creo que es necesario saber de dónde proceden los alimentos para valorarlos como se merecen. Y dar valor al trabajo de esas personas que hacen posible lo que hoy comemos.

Y, sobre todo, los niños que son nuestro futuro deben conocerlo para interiorizarlo y trasmitirlo en un futuro.

Porque los alimentos tienen una historia más allá de la estantería del supermercado.