lunes, 22 de noviembre de 2010

Y para bebérselo

No había visto todavía el nuevo programa que estrenó RTVE el 23 de septiembre "Un país para comerselo". La verdad es que  me llenó de emoción y alegría que, por fin, la televisión pública dedicará un espacio al mundo de la gastronomía.
El día que lo descubrí, el jueves pasado, casualmente, recorrían los "hermanos Alcántara" la ciudad de Zaragoza en busca de la mejor oferta gastronómica.
Me senté en el sofá, cerveza en mano, dispuesta a disfrutar de un recorrido visual, que conozco bastante bien. Pero el chasco llegó pronto y casi al comienzo del programa, mi corazón se sobre salto. ¿Cómo es posible que se ofrezca un Rioja en Aragón, y en televisión? ¿Acaso no tenemos los aragoneses vinos, y denominaciones a las que promocionar?
Me pareció totalmente vergonzosa la actuación del propietario de una conocida taberna zaragozana, cuyo nombre prefiero no recordar, al ofrecer a los protagonistas del programa un Rioja.
No sé si me dolió tanto por obviar a mi tierra o por haber creció en una tierra que le debe su nombre al vino.
Porque si no aprovechamos nosotros este tipo de programas nacionales para promocionar nuestros productos, ¿Serán los murcianos, catalanes...los que los promocionen? 

Porque estoy segura que si salimos de tapas en Logroño no nos pondrán un Cariñena.